Enamorándome de mi cuerpo.

San Valentín soltera.
15 febrero, 2017
Menstruación positiva.
1 marzo, 2017
Mostrar todo

Enamorándome de mi cuerpo.

Hoy te quiero compartir mi propósito más importante del 2017: Enamorarme de mi cuerpo.

Hace muchos años era una niña feliz que amaba a su cuerpo tal y como era, que se sentía fuerte, poderosa y especial. Pero poco a poco aprendí que si tenías kilos de más, si usabas lentes y demás no podías sentirte bonita, ni creer que tu cuerpo era hermoso ni valioso. Aprendí a criticar mi cuerpo y el de otras personas, aprendí a compararme y a competir con los demás. Empecé a rechazar a mi cuerpo y a no sentirme suficiente en él.

Cuando tomé la decisión de amar mi cuerpo, al principio me sentí culpable de querer sentirme feliz con mi cuerpo si no estoy “flaca”. Es como si tuviera que ganarme el derecho a amar mi cuerpo después de cumplir ciertos requisitos (imposibles de alcanzar) medir tanto, pesar tanto, tener la piel de equis color, el pelo así, etc. etc. Éstas ideas estúpidas de cómo debemos vernos están matando a las mujeres, matándolas de hambre, de envidia, de competencia absurda, de desprecio por sí mismas. Necesitamos más mujeres que digan NO yo no voy a criticar mi cuerpo ni el de nadie más, NO no me voy a comparar con nadie, NO me rehúso a creer que una crema, equis dieta, esa ropa me va a hacer “mejor”.

Nuestro cuerpo es tan maravilloso que aun cuando comemos fatal, no hacemos ejercicio, no dormimos bien o incluso cuando le damos drogas, alcohol, cigarros, sigue buscando la forma de regenerarse y hacer que nos sintamos lo mejor posible.

Dejemos de desperdiciar el potencial de nuestro cuerpo criticándolo y comparándolo y sintiéndonos mal por los detalles más ridículos que a veces solo nosotras notamos. Tenemos que aprender a amar nuestro cuerpo TAL Y COMO ES, con nuestros kilos de más, con celulitis, estrías, cicatrices, pecas, granitos; tenemos que amar nuestra piel, nuestro pelo, estar en paz con lo que miden nuestras caderas, pechos, cintura y todo lo que conforma nuestro cuerpo.

“La belleza de nuestro cuerpo no está en cómo nos vemos si no en lo que podemos hacer con él”.

Gracias a mi cuerpo puedo:  Bailar, comer, escuchar música, correr, abrazar gente que amo, patinar, cantar, besar, ver paisajes, viajar, tocar el ukelele, el piano, reírme, pintar, dibujar y miles de cosas más que hacen mejor mi vida.

Mi cuerpo es el lugar en el que vivo, convivo con el todo el tiempo y el empezar a sentirme cómoda en él ha traído muchos beneficios como: dejar que la creatividad fluya mucho más, sentirme más libre y feliz para ser yo y para dar lo mejor de mí, probar cosas nuevas y disfrutar mi vida mucho más.

Hoy sé que aunque mi cuerpo no esté en un peso 100% sano todavía sigue siendo un cuerpo valioso y hermoso con el que puedo experimentar la vida y hacer cosas maravillosas. Y esto no quiere decir que no quiero ser sana o verme mejor simplemente estoy dispuesta a sentirme bien en el camino hacia una vida mejor. Además, el camino hacia una vida y un cuerpo más sanos se vuelve mucho más fácil si primero amo mi cuerpo y lo aprecio.

Estoy decidida a hacerme amiga de mi cuerpo, a amarlo y aceptarlo tal y como es, y tratarlo mejor cada día y espero que te unas conmigo y empieces a enamorarte de tu cuerpo también. Si nos unimos podemos lograr un mundo donde veamos la belleza de otra forma y celebremos lo que nos hace diferentes y únicos.

Este es sin duda uno de los pasos más inspiradores que he hecho en mucho tiempo en el camino de enamorarme de mí y de mi vida. Y aunque aún no siento que ya llegue al 100 sé que es un proceso y que lo importante es avanzar.  Siento compasión en esos días difíciles, soy paciente y constante con mi compromiso y siempre me recuerdo que así como aprendí a rechazar a mi cuerpo puedo aprender a quererlo otra vez.

Nos leemos el próximo miércoles.

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestro boletín