QUERIDOS 27…

RELACIONES TÓXICAS
23 mayo, 2018
CARTA A MI CUERPO Y A SUS KILOS DE MÁS.
17 septiembre, 2018
Mostrar todo

QUERIDOS 27…

Queridos 27…

GRACIAS

 

Mis 27 fueron para despedirme nuevamente de personas con las que por una u otra razón ya no conectaba, dejar que relaciones que ya no me aportaban nada terminaran. Perdonarme por caer nuevamente en ese patrón de permitir cosas que no merezco, de dar de más hasta drenarme, de no decir basta a tiempo, de hacerme la fuerte cuando no tengo por qué, de tomar roles que no me tocan. Aprendí que hay que amar a las personas como son y no como queremos que sean y que hay personas que no merecen segundas oportunidades, cuando alguien te demuestre quien es creele.

Mis 27 años fueron años rebeldes, de decir BASTA, a gritos si hacía falta. Fueron para poner límites, para decir no se vale, no estoy de acuerdo, ya no aguanto, adiós. Para irme de lugares, de personas, de circunstancias que me apagaban.

Mis 27 fueron de puntos finales pero como siempre eso nos regala siempre nuevos comienzos. Mis 27 me regalaron nuevas amigas del alma, con las que puedo ser yo, con las que siento que no me tengo que editar, a las que no siento que tengo que cargar, amigas que te preguntan ¿cómo estás? Porque en serio quieren saber y no porque sienten que tienen que cumplir, amigas que están. De verdad hay gente que te conoce más en dos meses que otros en 10 años. Me acerqué a amigos que merecen más mi tiempo y mi atención.

Mis 27 fueron para vivir sola, por fin en un departamento que no compartía con nadie más que con mis gatos y conmigo misma, disfrutar de este espacio que es únicamente mío y que llegó a mí de una manera mágica. Convertir ese lugar en un hogar y llenarlo de arte y poco a poco de plantitas, volverlo más mío cada día.

Mis 27 fueron para crear, para escribir canciones, poesía, para dibujar y sobre todo pintar mucho. Para cantar y tocar el ukelele mientras se mete el sol en mi balcón. Para tomarme muchas fotos y a veces hacer todo esto y solo compartirlo conmigo misma.

Mis 27 fueron para volver a jugar tenis, para saltar la cuerda, para regresar a terapia y entregarme en cada sesión, para volver a la sección de desarrollo humano y autoayuda de las librerías y comerme libros en horas o pocos días. De ahora si estudiar muchisimo astrología para poder entenderme mejor y ayudar a otros a hacer lo mismo.

Mis 27 fueron para hacer las paces con mi poca paciencia, mi falta de disciplina y de constancia. Para dejar de etiquetarme a mi misma y regañarme por no ser perfecta. Para amarme con mi indecisión y mis dudas y mis miedos y mis incongruencias.

Mis 27 fueron un año de divertirme muchísimo con mi mamá y con ale mi hermana y de compartir con ellas una nueva etapa en nuestras vidas. También de apapachar a mi hermanita miranda y a mi sobrino y disfrutarlos en su nueva etapa de niños grandes.

Mis 27 fueron sin duda mis más egoístas, ese adjetivo que por años temí porque sentía que me convertía en una “niña mala” por no poner primero a todos. Y QUE MÁGICA ES LA VIDA CUANDO NOS PONEMOS A NOSOTROS PRIMERO.

Hace unos días cumplí 28 años. Celebré mi cumpleaños con ale una nueva amiga que fue uno de esos regalos mágicos que me hicieron mis 27, fui al concierto de una de mis bandas favoritas con 3 de las personas que más amo en este mundo, mi mamá, ale y reno. Empecé mis 28 dejándome sentir, dejándome sorprender, soltando, no planeando, aceptando y fluyendo.

Bienvenidos 28 estoy aquí, estoy viva y estoy lista para todo lo que quieras enseñarme y regalarme.

¡GRACIAS POR LEERME!

 AYUDAME A COMPARTIR EL BLOG Y SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER PARA QUE NO TE PIERDAS DE NADA
SI QUIERES MÁS CONTENIDO COMO ESTE TE RECOMIENDO QUE LEAS ÉSTE POST QUE TE DEJO AQUÍ:

LILO MANIFIESTO

ME ENCUENTRAS COMO DIMELILO EN FACEBOOK, INSTAGRAM Y TWITTER

TE ESCRIBO EL PRÓXIMO VIERNES

 

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestro boletín