Reflexión de año nuevo

CALENDARIO MERCURIO RETRO 2020-2030
6 noviembre, 2019
EL MEJOR MOMENTO PARA DEJAR DE TOMAR ES HOY
13 enero, 2020
Mostrar todo

Reflexión de año nuevo

Típico que cuando se acerca el fin de año te metes a instagram y empiezas a ver a todo mundo posteando lo mejor de su año, desde influencers con las vidas más lujosas que viaje por aquí que viaje por allá, que este premio que el otro, o amigos o gente de tu familia que tuvo bebé, que se comprometió, que se casó, que se compró casa. Todo eso es maravilloso y digno de celebrarse pero me quede pensando ¿yo que comparto?

No tuve nada “grande”. Pero a pesar de todo me sentía orgullosa y me sentía en paz y tenía esta sensación de cerrar un gran año digno de presumirse. ¿Realmente no hice nada grande? Pues no… sigo con mi mentalidad de que el matrimonio no es para mí y no tengo mucha vocación de pareja tampoco, si sucede algo cool bien y si no también. Sigo con muchas dudas respecto a los hijes, no sé si quiero, no sé si puedo, y a pesar de tener 100% la vocación de mamá simplemente no sé si sea para mí, al menos en esta vida, aún estoy aprendiendo a ser mi propia madre, porque de eso se trata ser adulta. Sé que esa vida de influencer porque la he visto de cerca es 90% posar 10% disfrutar. 90% fingir 10% ser real, escasea la gente auténtica en ese medio. Tampoco me compré nada grande ni regalé nada grande, no crucé el charco, no empecé ningún negocio super exitoso. Pero aún así me siento super feliz, me siento en paz, me siento exitosa. Y ahí empecé a hacer clic.

El éxito no vive solamente en las cosas “grandes” y presumibles que vemos en facebook y en instagram. A veces como lo fue este año para mí, el éxito es mantenerme sobria un año más, disfrutar muchas tacitas de café y de té en mi balcón, poder abrazar a mi mamá sin ningún rencor, ver sano a mi papá, disfrutar de la compañía de mis hermanas y reírnos a carcajadas, jugar con mi sobrino. Ver a mis amigas brujitas y feministas. Comer rico, cocinar rico, leer mucho, seguir aprendiendo mucho, decir que no y decir basta cuando toca. Escribir en el blog, dibujar, pintar y cantar hermoso aun si nadie se entera. Llevarme bien con mis vecinos. Disfrutar mi soledad, mi propia compañía. Pasear por mi ciudad, ir al cine, escuchar podcasts y música que me ponga de buenas en fin… el 2019 fue de aprender a hacer de lo cotidiano algo extraordinario.

Para mí hay un placer enorme en una vida sencilla, en relaciones íntimas y reales, en pasar tiempo en casa y dedicarle tiempo a mis hobbies sin una presión de volverlo mi profesión, compartir algunas cosas en instagram algo de lo bueno también algo de lo no tan bueno para mantenerme real pero también recordar que no todo el mundo se tiene que enterar de todo lo que hago.

El éxito amigues en verdad es estar conectados con nosotres, ser felices, lo que sea que signifique esa felicidad. Estar en un estado de conexión constante con el presente, con nuestro poder superior, con nuestras emociones para saber que tenemos que ajustar, que tenemos que invitar a nuestra vida y a quien y también que y de quien nos tenemos que despedir. Para mí la vida ideal y el éxito es cualquier cosa que necesite en determinado momento.

También hay mucho éxito en una vida tranquila eso también es parte de la magia.

Termino un año en paz, feliz y orgullosa de mí porque me he construido una vida libre de dramas, llena de risas, llena de diversión. Estoy aprendiendo a disfrutar mí día a día, a opinar y decir lo que siento y pienso, a acompañarme cada día con más amor y aprecio. Este año no hice nada “grande” pero hice el acto continuo y cotidiano de amarme y de disfrutar cada uno de mis días y eso no es algo grande, es gigante. Y me encanta.

¡GRACIAS GRACIAS GRACIAS POR LEERME!

 AYUDAME A COMPARTIR EL BLOG Y SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER PARA QUE NO TE PIERDAS DE NADA
SI QUIERES MÁS CONTENIDO COMO ESTE TE RECOMIENDO QUE LEAS ESTOS POSTS QUE TE DEJO AQUÍ:

 

QUERIDOS 28

QUERIDOS 27

CARTA A MI CUERPO Y A SUS KILOS DE MÁS 

LILO MANIFIESTO

SIGUEME EN MIS REDES SOCIALES

FACEBOOK  DIMELILO 

 INSTAGRAM DIMELILOBLOG

TWITTER DIMELILO

Comments

comments

Únete a nuestro boletín